logo Ayuntamiento El Molar

Bonificación del 95% en las plusvalías por defunción

Home / Hacienda
Date: Oct 16, 2019
Autor:Eduardo 77 No hay comentarios

El AYUNTAMIENTO DE EL MOLAR SIGUE LUCHANDO CONTRA LA CRISIS.

Desde el equipo de Gobierno de El Molar somos conscientes del gran esfuerzo que están haciendo nuestros vecinos para sobrevivir a esta crisis. Son varias las medidas de todo tipo que estamos poniendo en práctica para suavizar todo lo relacionado con los temas impositivos.

El IBI (impuesto de bienes inmuebles) se ha convertido en una gran losa para los bolsillos de los ciudadanos. En El Molar tenemos el tipo mínimo impositivo que nos permite la Ley, que es del 0,40. Los decretos dictados por el gobierno de forma temporal han hecho que para suelos urbanos y aptos para urbanizar, garajes y trasteros separados de la vivienda habitual, locales de negocio y viviendas cuyo valor catastral superase el valor medio del municipio, el tipo fue durante los años 2012 y 2013 del 0,50. Ese decreto se ha ampliado por dos años más, 2014 y 2015, por lo que los tipos no podrán bajar del mínimo estipulado. En nuestro pueblo este decreto se ha sumado a que estamos en una revisión catastral, que se solicito en el año 2002, entró en vigor el 1 de enero de 2005 y finaliza en el año 2014. En este año las bases liquidables, que se toman como referencia para liquidar el impuesto, se igualaran con los valores catastrales, por lo que se supone que es el último año en el que subirá la base para liquidar este impuesto (al menos de una forma significativa).

Desde el Equipo de Gobierno hemos tratado de buscar formulas para reducir las cuantías a pagar, ya que consideramos que las viviendas han bajado su valor. En mociones presentadas ya se solicitaban varias medidas de este tipo, como una donde el PP apoyado por el PSOE solicitó la revisión catastral. La contestación que nos llevan dando varios años es que no procede la revisión ya que entienden que los valores catastrales para estos ejercicios son similares a los que ellos nos dieron en el 2003 y 2004. Su teoría fue que los valores siguieron subiendo hasta el año 2007 y han ido bajando desde entonces compensándose la subida con la bajada posterior. A base de insistir y de insistir se consiguió que hicieran una ponencia parcial de valores de los terrenos ubicados en Suelos Aptos para Urbanizar (Saus), lo que ha hecho que los valores catastrales caigan de 60 o 70 euros por metro cuadrado, hasta los 8 o 9 para suelos residenciales y 5 o 6 para suelos industriales. Esta medida supondrá una merma en la recaudación municipal de 410.000 euros, que se quedaran en los bolsillos de los vecinos. Otra medida nueva creada por el gobierno, y a la que nos hemos acogido, ha sido solicitar la revisión anual de valores para toda España. Para evitar que vuelva a ocurrir lo que nos paso en el 2005, donde los valores subieron de repente un 500%, lo que nos ha traído de cabeza todos estos años. Ahora preferimos estar en el sistema de revisión anual que suba o baje los valores de forma automática y que recoja las fluctuaciones año a año. Para el 2014 han estimado que el coeficiente a aplicar es de una unidad, por lo que los valores no suben ni bajan, pero esto hará que nuestros valores nunca nos vuelvan a dar otro susto, y cuando los tipos puedan bajar todos lo notaremos inmediatamente.

Otras medidas que hemos tomado han sido dotar de bonificaciones a los que fraccionan el pago, a los que le domicilian, o las familias numerosas. Lo último fue dar facilidades de pago permitiendo agrupar todos los impuestos y pagarlos hasta en siete veces a lo largo del año impositivo (Fracciona 7). Con esta medida los vecinos se ahorraran otros 70.000 u 80.000 euros al año.

La última gran medida que ha traído el Equipo de Gobierno ha sido la bonificación del 95% en el pago de las plusvalías por defunción. Con esta medida alguien que tuviera que pagar por ejemplo 20.000 euros, ahora solo tendrá que pagar 1.000 euros (con un ahorro de 19.000 euros). Era otra demanda de nuestros vecinos, que cuando heredaban algo de sus padres o de sus cónyuges, en muchos casos se veían obligados a vender parte de esa herencia para poder pagar el impuesto. Esto generaba muchos problemas, fáciles de entender. Tras cerrar el ejercicio y conocer con detalle lo recaudado por este concepto en los años anteriores y una vez que las cuentas del ayuntamiento están mas que saneadas y contamos con el beneplácito del secretario-interventor se ha podido sacar adelante la propuesta, que ha contado con el apoyo unánime de todos los concejales de todos los grupos políticos. Esperamos que entre en vigor a mediados de año y para el ayuntamiento también supondrá una disminución en sus ingresos de unos 140.000 0 150.000 euros anuales, en torno a 70.000 para lo que resta de ejercicio. Esta bonificación, tal y como indica la ley, solo se puede hacer en caso de defunción, y no se contemplan donaciones o compraventas, que seguirán tributando como hasta ahora.

Además el Ayuntamiento esta haciendo grandes esfuerzos en educación, en servicios sociales, en cursos de formación, en dar trabajo a través de las distintas subvenciones que han surgido (Colaboración social, con 11 empleados, y parados de larga duración. con otros 14 empleados). Somos conscientes de los problemas que atraviesan nuestros vecinos, y dentro de nuestras limitaciones, y a base de apretarnos cada vez mas el cinturón vamos dando solución a los problemas, sin disminuir nuestros servicios.

 

Gracias a todos por la colaboración y por el esfuerzo realizado.