logo Ayuntamiento El Molar

PREVENCIÓN CONTRA LA ALERGIA AL POLEN

Home / Destacado
Date: Oct 24, 2019
Autor:Eduardo 175 No hay comentarios

De enero a mayo es fácil encontrar personas con rinitis, estornudos, moqueo, conjuntivitis, irritación de la garganta y otras molestias irritativas. Son los alérgicos al polen.

Esta sintomatología puede variar en su intensidad incluso provocando crisis severas de asma.

En la Comunidad de Madrid alrededor de 550.000 personas han tenido alguna crisis asmática en su vida de los que alrededor de la mitad sufren un asma activo.

La alergia al polen y sus complicaciones genera alrededor de 70.000 demandas asistenciales en atención primaria, unas 12.000 urgencias hospitalarias y unos 3.000 ingresos conviertiéndolo en un importante problema de Salud Pública.

A través de once captadores estratÉgicamente repartidos por el territorio de la región permite conocer diariamente qué tipos polínicos y en  que cantidad se encuentran.

Con esta información se realizan predicciones de polen para los siguientes tres días. Los datos son publicados diariamente a las 15:00h entre los meses de enero a junio y los martes a las 14:00h el resto del año.

Toda la  información sobre alergias y asma, recomendaciones para alérgicos,etc. se encuentra disponible en internet (www.madrid.org/polen) y es distribuida en la red sanitaria.

Los usuarios que lo soliciten pueden obtener la información diaria de los niveles de polen y la prediccIón para las siguientes 72 horas a través de su correo electrónico  y/o  una alerta a través de SMS cuando los niveles de predicción superen los umbrales  altos o muy altos establecidos para cada tipo polínico.

PREVENCIÓN:

  • Conocer los tipos polínicos a los que es alérgico y los periodos de polinización de las plantas que lo producen.
  • En el exterior utilizar gafas de sol y mascarillas.
  • Extremar la higiene de manos y cara limpiando frecuentemente con agua fresca nariz y ojos
  • Evitar el contacto directo con las plantas productoras del polen al que es alérgico
  • Viajar en coche con las ventanillas cerradas evitando desplazamientos en moto o bicicleta.
  • Emplear filtros de polen en el aire acondicionado de las viviendas y los vehículos si es posible.
  • Evitar salir a la calle, hacer ejercicio o ventilar la casa en los momentos de mayor concentración de polen en la atmósfera que son a primera hora de la mañana y la última de la tarde, aumentando en días de vientos fuertes y días de tormentas con aparato eléctrico.
  • Seguir algunas pautas de limpieza de los restos de polen en el domicilio cambiándose de ropa al llegar, utilizando el aspirador y limpiando el polvo con bayeta húmeda.
  • Y siempre, seguir la medicación según las pautas prescritas por el médico.

Fuente: Comunidad de Madrid.